martes, 26 de febrero de 2013

DÍAS DE VINO Y CÓMICS

Este viernes y el que viene habrá presentaciones y firmas de cómics...día de fiesta para los autores, que podemos disfrutar de esos momentos (escasos) en los que contactamos con el público en persona.
Día de fiesta también para los lectores, que se llevan un dibujito y una firma en el libro, que pasa a convertirse en algo más, en una pequeña joya un poquito más valiosa de lo que ya de por sí es un libro.
No hablo de valor monetario, por supuesto, mi firma no vale más que el rotulador con la que está escrita, como la de cualquiera (excepto la de Bárcenas)...hablo del valor añadido que le da el hecho de que se haya producido entre el lector y el autor ese contacto personal, ese encuentro entre las dos personas que se van a encontrar virtualmente en las páginas del cómic.
Siempre me ha parecido un momento precioso, este de hacer garabatos y firmas en mis cómics que alguien se lleva. Y en estos diez días que vienen se va a repetir dos veces:

-Este mismo viernes, 1 de marzo, a las 18 horas, en la LIBRERÍA KÓMIC, en Santiago (pincha AQUÍ para ver la fantástica reseña que me han puesto en el blog de la Librería)
-El próximo viernes, 8 de marzo, en la librería SINDICATO DEL CÓMIC, en Ourense.

Dos buenas ocasiones para encontrarnos en persona, antes de encontrarnos en espíritu a través de las páginas de EL CLUB...





Habrá más experiencias igualmente interesantes y bonitas: este miércoles (hoy mismo) estaré en el Club de Lectura del IES MGB, en A Estrada, a las 16 30, y el viernes en el del CPI Fonte Díaz de Touro, a las 12 30. Los clubes de lectura son también una magnífica ocasión para que esa magia, ese acercamiento entre quien ha dibujado un cómic y quien lo ha leído, conecten por un momento más allá del libro, en la dimensión del mundo ¿real? que hay fuera de los libros y los dibujos.
Máxime con alumnos de instituto, libres de prejuicios estéticos y de opiniones impuestas, y con los que siempre es un placer charlar y compartir mesa (algo que yo, además, tengo la suerte de hacer a diario, ya que soy profesor).

Con niños un poco más grandes, pero igualmente agradecidos y amables, tuve también la suerte de conversar hace unos días. No fue sobre EL CLUB DEL MIEDO, sino sobre MENSAXES y A HISTORIA XAMAIS CONTADA XAMAIS CONTADA, pero la experiencia valió la pena. Es el Club de Lecturas Debuxadas de Gondomar.
Ellos también forman un club...parecido al del Miedo. Personas y personajes interesantísimos entre los que hay algún gran dibujante también (Tokio) y que me permitieron pasar una gran tarde con ellos en lo que es su POSEIDÓN (ver El Club del Miedo): La biblioteca de Gondomar. Un sitio al que espero volver pronto...